Llegamos tarde?

Sería un pregunta lógica en este tiempo… donde los cristianos son ávidos consumidores de las redes sociales, usuario de tecnología celular y con acceso a conectividad a través de la Internet, entonces podríamos decir que:,  ¿hemos ganado terreno?,  ¿hemos ganado un espacio importante en este medio de comunicación?, ¿ estamos utilizando bien las redes sociales?, ¿estamos marcado la diferencia?…

30-1438237173-smartphone-users-spend-169-mins-daily-on-their-devices-vser

Pues a cada una de estas preguntas tendríamos que contestar: SI, llegamos tarde,  NO hemos ganado terreno, NO le damos la importancia a este medio de comunicación, NO marcamos la diferencia,  es más cuando la iglesia se lanza con sus portales WEB, su información esta desactualizada, no ofrecen contenidos que atraigan a sus visitantes, son estáticas y sus noticias no son relevantes, siempre se encontrara más de lo mismo.

Estamos perdiendo la batalla en la INTERNET, mientras que podemos encontrar cifras escalofriantes de lo que ha logrado nuestro enemigo, que todo lo contamina a nivel mundial afectando cada vez mas a la sociedad en general.

  • El 60% de todas las visitas a sitios Web son de naturaleza sexual.
  • El término de búsqueda número 1 en motores de búsqueda es la palabra “sexo”. El estudio también encontró que “pornografía / porno” fue el cuarto tema más buscado en el mundo.
  • 420 millones: el número total de páginas pornográficas
  • Hay 68 Millones de búsquedas de pornografía por día

newego_LARGE_t_1101_54640653

Cifras que nos acercan a una realidad poco conocida que está minando nuestra sociedad y crece como un cáncer oculto, afectando a personas de todas las edades y sexos.

Ahora bien, es más asombroso mirar las cifras en nuestro amado país, que hace poco tiempo saco a la luz pública la captura de un gran traficante de pornografía infantil en el mundo, Como!!! traficante… Como!! pornografía infantil… pues si esta noticia lo alarma, que podremos decir de que Colombia hace parte de la lista de los 10 países en el mundo que realiza mas conexiones a material pornográfico a través de Internet..

Personalmente me deja perplejo que aparezcamos en el  puesto 10 a nivel mundial, no en educación, no en cultura, no en calidad de vida, si no en consumo de pornografía a través de la Internet.

Es de anotar que en esta lita aparecen 6 países latinoamericanos, algo que me pone a pensar en nuestros genes y en nuestra cultura.

Estas cifras deben prender las alarmas de lo que estamos enseñando, de la falta de valores, de la falsa libertad que ofrece el mundo, y del mal manejo de herramientas tecnológicas tan importantes como la Internet, que no valoramos como recurso infinito de información, como medio comunicación que rompe fronteras y que ofrece cantidad ilimitada de recursos literarios, de audio y vídeo, que podríamos sacar provecho para difundir buenos contenidos, que edifiquen y fomenten valores y buenas costumbres.

Social_media-600x544-583x528

No podemos seguir colocando en un tercer plano la Internet, tenemos que llegar decididamente a ocupar un lugar relevante,  informar y educar en el buen uso de las tecnologías, para NO dar mas de los mismo, para no caer en la trampa del mundo, de perder el tiempo leyendo contenidos vacíos, vídeos sin propósito, que lo único que hacen es lucrar a unos pocos y aumentar el numero de incautos que alimentan estas grandes redes, cada vez que visualizan una pagina o bajan información de ellas.

Es tiempo de reaccionar y educar a los niños, jóvenes y adultos, en el buen uso de la Internet, que es una herramienta NO para perder el tiempo, si no para divulgar cosas buenas, enseñar valores y principios, y aprender a filtrar lo malo de lo bueno.

Llegamos Tarde a las Redes Sociales? En nuestra próximo post revisaremos las redes sociales y responderemos preguntas como ¿usamos bien las redes sociales? ¿cual es el negocio de las redes sociales? ¿Cuál es el peligro de su mal uso?, y nos podremos dar cuenta que hay mucho más de fondo en el manejo de la información que puede afectar nuestra vida.

 

 

About the author

Leave a Reply