¡¡La unción del Espíritu Santo!!

Así como un carro necesita de aceite para tener buen rendimiento en sus día a día, de igual manera nosotros necesitamos del aceite (Unción del Espíritu Santo) para llevar una vida en armonía y en plenitud, guiada completamente por Él!

la unción del espíritu santo

El significado de Unción se origino en la practica que tenían los pastores con sus ovejas. ya que los piojos y otros insectos a menudo entraban en la lana de las ovejas, y cuando llegaban cerca de la cabeza de las ovejas, hacían una madriguera en las orejas de las ovejas y provocaba su muerte. Entonces, los antiguos pastores vertían aceite en la cabeza de las ovejas. Esto hacia resbaladiza la lana, lo que hacía imposible que los insectos llegaran cerca de las orejas de las ovejas porque los insectos se deslizaban. De esto, la unción llegó a ser símbolo de bendición, protección y empoderamiento.

Hebreos 1:9

“Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros”.

La unción es la habilidad, capacidad o poder dado por Dios al creyente para la obra del ministerio. Dios nos da la unción o poder para que sirvamos de manera efectiva, pues nuestro Dios es sobrenatural y nuestro servicio también debe serlo. La palabra ungir significa: untar, aplicar aceite. Antes de Jesús comenzar su ministerio, fue ungido, Hechos 10:38.

“cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo y con poder; el cual anduvo haciendo el bien, y sanando a todos los oprimidos del diablo; porque Dios estaba con Él”

El propósito de Dios al Ungirnos se encuentra en Lucas 4:18.

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos”

Espíritu Santo

La unción requiere fe anhelo y aprecio:

La unción viene sobre aquellos que tienen hambre y sed de ella, Hechos 4: 31.

“Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios”.

El poder del Espíritu Santo o unción se manifiesta en quien estimaba y valoraba su presencia, Un ejemplo de esto lo vemos en Marcos 6:3-6 donde la unción que estaba sobre el Maestro no fue reconocida; esto contrasta con el caso de Elíseo, quien apreciaba la unción, valoraba la unción y anhelaba una doble porción y le fue concedida. 

 

 

 

 

 

 

About the author

Leave a Reply